Contador Público | Los correos electrónicos sirven de prueba en una demanda laboral
La resolución se dio en el marco de una causa en la que un trabajador reclamaba a la empresa donde prestaba servicios por el cese de la relación laboral. Los correos electrónicos habían sido presentados como prueba de los alcances de esa relación.
CORREO, DEMANDA, LABORAL, CONTADOR, UBP
31
post-template-default,single,single-post,postid-31,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by cm in Contador Público

Los correos electrónicos sirven de prueba en una demanda laboral

La resolución se dio en el marco de una causa en la que un trabajador reclamaba a la empresa donde prestaba servicios por el cese de la relación laboral. Los correos electrónicos habían sido presentados como prueba de los alcances de esa relación.

En primera instancia, el Juzgado de 8º Nominación del mismo fuero, había rechazado la demanda por incumplimiento contractual y el trabajador apeló la sentencia. Entonces los camaristas sí valoraron como pruebas los correos considerados auténticos, pero no permitieron corroborar lo que el demandante pedía, informó el sitio Infojus Noticias. En la resolución, el vocal Leonardo González Zamar expresó que si bien “resulta viable ofrecer correos electrónicos como prueba en el proceso judicial”, su valoración “está sujeta, en primer lugar, a que pueda comprobarse su autenticidad”.

Según el fallo, los correos deben ser “ponderados” en función de las “reglas de sana crítica racional”, teniendo en cuenta si ha sido reconocido o no por la parte contra quien se lo pretende hacer valer; o, en su caso, “si se ha efectuado una pericia informática tendiente a demostrar su autenticidad e inalterabilidad”. A partir de esa premisa y considerando en este caso se comprobó la autenticidad de los correos por una pericia, el vocal, a cuyo voto adhirieron sus pares (Julio Sánchez Torres y Guillermo Tinti), los sumó a la prueba.

Y concluyó que del contenido de los correos “no surge prueba de que la locación de servicios celebrada entre el demandante y Carteluz haya sido pactada por tiempo indeterminado, como pretendía el recurrente”. La Cámara concluyó : “Hubo una relación de locación de servicios entre la empresa demandada y el demandante, pero no que haya sido por tiempo indeterminado para poder reclamar daños y perjuicios derivados del incumplimiento del contrato (lucro cesante)”.

FUENTE: IPROFESIONAL

Ingresar un comentario

happy wheels