Contador Público | 5 razones que indican que los millennials están ganando la batalla a la generación X
167
post-template-default,single,single-post,postid-167,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in Sociedad

5 razones que indican que los millennials están ganando la batalla a la generación X

La lucha por ocupar puestos gerenciales y directivos en una organización no la están ganando por el momento los millenials a la generación X, pero donde sí están imponiendo sus condiciones, es en la obtención de mayor libertad en los horarios, incrementos de sueldo con mayor rapidez, cambiar la cultura y ambiente laboral, flexibilidad en la forma de vestir y hacer que la compañía les arregle parte de sus actividades recreativas a través del logro de incentivos.

El choque de la generación X vs millennials en las organizaciones es evidente, no se puede tapar el sol con un dedo y los directivos que están representados en su mayoría por la generación de los 70´s están preocupados porque no se está dando una integración laboral que pueda unir las cualidades de ambas generaciones para poder conseguir los objetivos deseados por la empresa y por lo tanto, están tomando acciones que congratulen a la nueva generación más por necesidad que por convencimiento propio, pues así lo está pidiendo el entorno laboral del presente. A continuación describo brevemente las situaciones donde los millennials están ganando poco a poco la batalla a la generación X:

1. Están imponiendo el código de vestimenta

Aquellos tiempos de la formalidad y de los buenos hábitos de vestimenta donde buscar la mejor corbata, el mejor traje, los zapatos relucientes y una camisa planchada a la perfección, tristemente están desapareciendo, porque para la nueva generación eso ya no importa; lo de hoy es ir de chanclas, pantuflas, playeras de playa, lucir los tatuajes y ser de lo más pandroso posible, ya que consideran que esta manera desenfadada de vestir los hace más creativos y los libera de un yugo que los oprime y les quita libertad emocional para ser más productivos dentro de una organización. Por lo tanto, muchas compañías están emigrando a no tener código de vestimenta y dejar todo exactamente como lo han pedido los millennials, aunque esto no signifique en ningún momento que se pueda tener un mejor crecimiento, una mejor productividad o ser más rentables. Lo único que significa es complacer a una generación que hará berrinche ante cualquier imposición que les quite libertad.

2. Están desapareciendo los horarios estipulados en un reglamento

Otra de las cuestiones que no soporta la generación millennial es la imposición de horarios de trabajo, consideran que llegar a la hora que se pueda y trabajar según su estado de ánimo y de creatividad para poder ser efectivos en un trabajo es lo mejor para la empresa. Respetar el reglamento interno de trabajo no está en su radar, de tal forma que si la compañía no flexibiliza los horarios y esquemas de medición de la puntualidad, se convierte automáticamente en la peor compañía del mundo y por ello no pueden trabajar en un ambiente laboral inflexible, así que mejor hay que buscar nuevos horizontes, hacer berrinche y decidir marcharse.

3. Los contratos laborales son bajo sus condiciones

Estamos en una época donde si queremos que un candidato de generación millennial quiera trabajar para nuestra compañía tenemos que cumplir con su lista de peticiones para que pueda trabajar de manera eficiente y dé buenos resultados. Así que los contratos laborales estándar tienden a sufrir modificaciones, porque ahora hay que especificar los permisos que tienen durante el año, días de vacaciones adicionales a los de ley, bonos de productividad, horario de llegada, y hasta día de baño y paseo de la mascota, por nombrar algunas.

4. Movilidad laboral

En promedio los trabajadores de la generación millennial están permaneciendo en una empresa entre 6 meses y dos años, porque al ser demasiado dinámicos quieren progresar rápidamente en el organigrama de la empresa y si ven que no habrá crecimiento rápido terminan por irse a otro lugar que les ofrezca mejores condiciones en cuanto al desarrollo y crecimiento profesional. Lograr un crecimiento profesional exponencial dentro de una empresa en corto tiempo no ocurrirá, pues hay que lograr una curva de aprendizaje primero, para después contar con herramientas que permitan determinar que el empleado merece una promoción al siguiente nivel y así hasta llegar a la posición más alta a la que se pueda aspirar.

5. Impredecibles

A pesar de que la empresa cumpla con todas las peticiones y condiciones que impone la gente de la generación millennial, puede ser que el día de hoy su estado de ánimo no sea satisfactorio y entonces esto sea lo que detone su salida de la compañía, por lo que no se pueden establecer criterios específicos que puedan soportar de manera documental su salida de las empresas.

Se está terminando una época donde la formalidad, la disciplina y el respeto a la cultura laboral eran cuestiones imprescindibles para generar buenos resultados, donde trabajar de sol a sombra y rifársela por la compañía se apreciaba muchísimo; lo de hoy es un máximo de libertad sin disciplina, dejar ser a los chicos que les incomoda trabajar bajo presión en espacios que promuevan la creatividad y la participación activa, aunque esto no se traduzca necesariamente en mejores condiciones económicas para las empresas.

 

 

Fuente: http://www.merca20.com

Ingresar un comentario

happy wheels