Contador Público | Alerta para monotributistas: se viene la recategorización
269
post-template-default,single,single-post,postid-269,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in Contador Público

Alerta para monotributistas: se viene la recategorización

Fuente: Diario Clarín

 

Este mes vencen los trámites para los monotributistas. El 20 es la fecha para el pago de la cuota, pero también vence la recategorización, considerando para eso los ingresos, alquileres y el consumo de energía ocurridos desde septiembre de 2015 a agosto de 2016. Los precios nominales suben, pero los valores de los parámetros de las diferentes categorías de encuadre quedaron anclados al año 2013. Eso produce que, mes a mes, muchos pequeños contribuyentes sean expulsados del Régimen Simplificado. La decisión de realizar el ajuste depende de la AFIP, que lo puede hacer emitiendo una simple resolución general, pero no lo hace.

Y entonces cabrían hacerse dos preguntas: ¿y si la postura final será eliminar este régimen, limitándolo únicamente a los que están inscriptos en el monotributo social?; y en ese caso ¿cómo haría el Estado para hacer contrataciones laborales bajo esta figura?; el tiempo lo dirá.

Cuáles son los trámites

Primero está la recategorización, para los que modificaron los parámetros de encuadre. También hay que presentar el régimen de información, limitado a los que están inscriptos a partir de la categoría “F” y los que son empleadores, independientemente de la categoría que posean. Asimismo, los que alcancen la “H” deberán, a partir de octubre, emitir la factura en forma electrónica.

El Monotributo, nacido en el año 2010, sólo tuvo un ajuste de los parámetros de las categorías en el 2013. La falta de actualización provoca, por ejemplo, que si en la actualidad un comercio abona más de $ 6.000 mensuales de alquiler, o si vende un producto con el precio unitario superior a $ 2.500, ya no pueda estar incluido en el Régimen Simplificado.

El 20 de septiembre vence el pago de la mensualidad; pero también hay que revisar los ingresos, los alquileres pagados y la energía consumida durante los doce meses anteriores. Si cambia la categoría hay que hacer el trámite de recategorización, desde la página Web de la AFIP, para imprimir la nueva credencial y abonar el mes siguiente la nueva cuota.

Además, en la última semana del mes (del 26 al 30), dependiendo de la terminación del número de CUIT, algunos monotributistas tienen que presentar por Internet, desde la página Web de la AFIP, la “Declaración Monotributo Informativa”. En esa opción se brindan los datos de facturación del segundo cuatrimestre del año.

La actualización del Monotributo puede realizarla directamente la AFIP

Para materializar los cambios necesarios no hace falta modificar la ley del Monotributo (26.565) y ni siquiera emitir un decreto, simplemente se puede realizar a través de una Resolución General de la AFIP, actualizando los parámetros de ingresos, el gasto de alquiler y adecuando los importes de las mensualidades que tiene que abonar cada categoría. El hecho que aumente el importe de la cuota no necesariamente significa un mayor costo para el pequeño contribuyente, porque al adecuarse los parámetros de encuadre es probable que se descienda de categoría a una inferior, neutralizándose así el aumento del nuevo importe a abonar.

La facultad para que la AFIP pueda efectuar las modificaciones se encuentra prevista en el artículo 52 de la ley 26.565, que establece: “Facúltase a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) a modificar, una vez al año, los montos máximos de facturación, los montos de los alquileres devengados y los importes del impuesto a ingresar, correspondiente a cada categoría de pequeño contribuyente, así como las cotizaciones previsionales fijas, en una proporción que no podrá superar el índice de las prestaciones previsionales”.

El último ajuste fue realizado en 2013 y elevó los valores en un 100%; sin embargo, esa actualización fue inferior a la variación que se produjo en el índice previsional, indicador que puso la ley para actualizar los parámetros, desde el año 2010 a la actualidad.

La falta de ajuste del Monotributo impacta en la Asignación Universal por Hijo: ANSeS paga la asignación universal por hijo a determinados monotributistas.

Sin embargo, todavía existe discriminación sobre los niños que habitan nuestro país, ya que por la falta de actualización debida en los parámetros de las categorías del Régimen Simplificado muchos pasan a pagar en categorías más altas, por eso cobran menos por el beneficio y hasta llegan a perderlo.

Quiénes cobran

Actualmente, sólo tienen derecho al cobro de la asignación los hijos de los monotributistas que se encuentran inscriptos hasta la categoría “I”, las categorías “J” a “L” sólo perciben la asignación por hijo con discapacidad.

Otra cuestión que habría que corregir en el régimen actual es que sólo pueden cobrar la asignación los pequeños contribuyentes que están al día con las mensualidades del monotributo. Este punto también discrimina a los hijos de los empleados en relación de dependencia, que siguen percibiendo el beneficio de salario familiar a pesar que sus empleadores estén atrasados en el pago de las cargas sociales. Y más aún sucede con los desocupados, que perciben la asignación a pesar de no contribuir, y está bien que así sea.

En los casos en que ambos padres sean monotributistas, sólo percibirá la asignación el que ostente la categoría más alta y por el valor de la asignación que a éste le corresponda.

Otros trámites

El 20 de septiembre vence el plazo para que los Monotributistas puedan realizar el trámite para seguir pagando la tasa reducida del Impuesto al Cheque. Así los bancos retienen la alícuota del 025% por cada movimiento bancario, en lugar de la tasa general de 0,60%. Pero este beneficio no es automático, hasta ahora requería la presentación de una nota en el banco; sin embargo, a partir los cambios para mantener el beneficio o para lograrlo habrá que realizar un trámite desde la página Web de la AFIP.

Para tramitar la inscripción en el Registro Especial, habrá que tener el CUIT y el domicilio fiscal activos, constituir domicilio electrónico y haber dado los datos biométricos. Además, el contribuyente no deberá registrar incumplimientos en todas sus obligaciones impositivas.

El trámite de inscripción en el Registro hay que hacerlo, con la clave fiscal, desde la página Web de la AFIP, en el servicio denominado“Beneficios Fiscales en el Impuesto sobre los débitos y créditos”. Luego de completar el formulario, la AFIP hará controles y podrá solicitar que se presente alguna documentación adicional. Si la evaluación fue satisfactoria se publicará el resultado dentro de un servicio que funciona dentro de la misma página del organismo.

Pero la inscripción en el Registro no será permanente, ya que si el contribuyente en el futuro registra incumplimientos podrá ser dado de baja del mismo. Con la expulsión, los bancos comenzarán inmediatamente a aplicar la tasa general del 0,6%, en lugar de la reducida.

Por último, por la devolución del IVA a los consumidores de bajos recursos, todos los comercios monotributistas deberán, a partir del 13 de octubre, aceptar el pago con tarjetas de débito. Por eso tendrán que instalar los posnet para aceptar esos medios de pago, porque si no lo hacen la AFIP estará habilitada a aplicar multas y pudiendo llegar hasta la clausura del local. Quedan eximidas las ventas menores a $ 10 y las que se hacen en localidades con menos de mil habitantes, según el censo del INDEC.

Ingresar un comentario

happy wheels